¿Tiene una reclamación contra una institución u órgano de la UE?

Consultar investigaciones

Caso
Límites de fecha
Palabras clave
O pruebe palabras clave antiguas (anteriores a 2016)

Mostrando 1 - 20 de 97 resultados

Decision on how the European Investment Bank (EIB) handled the move of a former Vice-President to an energy utility company that had received EIB loans (1016/2021/KR)

Miércoles | 27 julio 2022

The case concerned the decision of the European Investment Bank to approve a request made by a former vice-president and member of its Management Committee (MC) (the ‘former VP’) to become a non-executive board member of a Spanish energy utility company, which received loans from the EIB.

The complainants, two Members of the European Parliament, raised concerns that the move gave rise to the risk of conflicts of interest. The EIB argued that the former VP had not been involved in the negotiation and implementation of the financing agreements between the EIB and the company.

The Ombudsman found that, in approving the move, the EIB did not properly manage the risk of conflicts of interest to which the former VP’s request arguably gave rise. However, given the EIB has, in the meantime, made improvements to the relevant ethics rules to address these matters, the Ombudsman determined that no further inquiries were justified.

Nonetheless, the Ombudsman made suggestions for improvement with a view to strengthening how the EIB assesses ‘revolving door’ moves by members of its MC to the private sector, and how it ensures compliance where its Ethics and Compliance Committee authorises a move but applies conditions on the individual and their activities.

Decisión sobre la forma en la que la que la Comisión Europea gestiona los movimientos de «puerta giratoria» de su personal (OI/1/2021/KR)

Lunes | 16 mayo 2022

A medida que se confieren mayores competencias a la UE en ámbitos como la defensa o la asistencia sanitaria, es esencial contar con la confianza del público en la administración. Resulta muy perjudicial, por tanto, cualquier percepción de que los funcionarios públicos persigan intereses privados que entren en conflicto con su trabajo para el sector público. La defensora del pueblo europeo hace tiempo que ha identificado el fenómeno de las puertas giratorias como dañino para la confianza del público si no se gestiona de forma adecuada. Incluso un número reducido de movimientos de gran repercusión puede generar considerable preocupación pública y daño a la reputación. Esta investigación estratégica analizó 100 expedientes de «puertas giratorias» para detectar aspectos susceptibles de mejora y para orientar al resto de las administraciones de la UE en el futuro.

La investigación de la defensora del pueblo europeo encontró verdaderas mejoras desde que examinó el asunto por última vez, incluso orientación sobre cómo llevar a cabo análisis más rigurosos en cada caso.

Dicho esto, en algunos casos, la Comisión aprobó solicitudes de antiguos miembros de su personal para llevar a cabo actividades, a pesar de sus reservas acerca de si las condiciones impuestas al traslado reducirían los posibles riesgos (tales como conflictos de intereses y acceso a conocimiento o contactos dentro de la administración). La defensora del Pueblo considera que tales casos deben autorizarse únicamente si la actividad se puede someter a limitaciones que reduzcan de forma adecuada los riesgos y que se puedan vigilar y aplicar de modo fiable.

En caso de no poder aplicar tales limitaciones, la Comisión debe prohibir con carácter temporal a su antiguo personal que acepten los trabajos solicitados. No hacerlo conlleva el riesgo de subestimar los efectos corrosivos a lo largo del tiempo de que esos funcionarios lleven sus conocimientos y redes a ámbitos afines del sector privado, y ocasionen el consiguiente daño a la reputación de la UE.

Al aprobar una actividad con medidas de mitigación, la Comisión debe explorar todas las medidas disponibles. Por ejemplo, la Comisión podría aprobar un nuevo trabajo a condición de que el nuevo empleado del exmiembro del personal se comprometa a hacer públicas en su sitio web las limitaciones impuestas por la Comisión. Como mínimo, la Comisión debe exigir al (antiguo) miembro de su personal que presente pruebas de que las medidas impuestas se comunicaron al nuevo empleador.

Las dificultades a las que se ha enfrentado la Comisión para vigilar el cumplimiento han llevado a la defensora del pueblo europeo a reiterar su sugerencia de que la Comisión haga pública con mayor prontitud la información sobre todas las actividades posteriores al servicio en las instituciones de antiguos miembros del personal que evalúe. Esto mejoraría el escrutinio público de estas decisiones, que es imprescindible a efectos de vigilancia.