¿Tiene una reclamación contra una institución u órgano de la UE?

Consultar investigaciones

Caso
Límites de fecha
Palabras clave
O pruebe palabras clave antiguas (anteriores a 2016)

Mostrando 1 - 20 de 95 resultados

Decision in case 2067/2020/MIG on the European Border and Coast Guard Agency’s (Frontex) handling of multiple requests for public access to documents made by a single applicant

Miércoles | 16 junio 2021

The case concerned how the European Border and Coast Guard Agency (Frontex) handled multiple requests for public access to documents made by a single applicant. Frontex considered that the scope of the complainant’s multiple requests, which had been made in close temporal proximity, was too extensive to be processed in parallel. It therefore proposed, as a fair solution, to put them in a queue and process them in turn. The complainant did not agree to this approach.

The Ombudsman noted that it was not clear how extensive the scope of the complainant’s requests was and how much work it would entail to assess whether the documents concerned can be released. She proposed that Frontex should immediately recommence processing the complainant’s access requests, beginning with the most urgent one, as indicated by the complainant during the inquiry. She also proposed that Frontex provide the complainant with a list of all documents at issue to enable him to determine the priority of each request.

Frontex accepted the Ombudsman’s proposal and provided the complainant with a reply to the indicated access request shortly thereafter.

The Ombudsman welcomed Frontex’s response to her proposal for a solution and closed the case, calling on Frontex to make every effort to ensure that the complainant’s access requests are now dealt with quickly. The Ombudsman also encourages Frontex, in an effort to avoid delays, to improve its communication with applicants when attempting to find a fair solution on how to process extensive requests.

Decisión en el asunto OI/5/2020/MHZ relativo al funcionamiento del mecanismo de reclamaciones de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) por presuntas violaciones de los derechos fundamentales y el papel del agente de derechos fundamentales

Martes | 15 junio 2021

La Defensora del Pueblo inició una investigación de oficio para examinar cómo la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) aborda las presuntas violaciones de los derechos fundamentales a través de su «mecanismo de reclamaciones», y para analizar el papel y la independencia del agente de derechos fundamentales de Frontex a este respecto.

En el contexto de una investigación anterior, la Defensora del Pueblo recomendó la creación de un mecanismo independiente para tramitar reclamaciones referidas a las operaciones de Frontex. El mecanismo de reclamaciones fue aprobado por los legisladores de la UE y entró en funcionamiento en 2016.

A través del mecanismo de reclamaciones, Frontex tramita las reclamaciones de personas que consideran que sus derechos fundamentales han sido violados en el contexto de las operaciones de Frontex. La función del agente de derechos fundamentales es tramitar directamente las reclamaciones relativas a las acciones de los miembros del personal de Frontex, así como garantizar que las reclamaciones relativas al personal de las autoridades nacionales que participan en las operaciones de Frontex sean tratadas adecuadamente por las autoridades competentes.

Esta investigación tenía por objeto evaluar cómo Frontex ha aplicado las normas nuevas relativas al mecanismo de reclamaciones y al agente de derechos fundamentales, que entraron en vigor en noviembre de 2019. También pretendía evaluar la eficacia general del mecanismo de reclamaciones, en un contexto de preocupación pública por las violaciones de los derechos fundamentales en relación con las operaciones de Frontex.

Desde su creación, el mecanismo de reclamaciones ha gestionado un número muy reducido de reclamaciones, sin que hasta la fecha se hayan presentado reclamaciones relativas a las acciones de los miembros del personal de Frontex. Entre 2016 y enero de 2021, el agente de derechos fundamentales había recibido 69 denuncias, de las cuales 22 resultaron admisibles. Con operaciones en las que participan miembros de las plantillas de personal de diferentes organismos, que son responsables ante distintas autoridades, puede resultar difícil para los posibles reclamantes determinar quiénes son los presuntos autores y entender cómo y ante quién pueden denunciar presuntas infracciones y buscar reparación a través de los canales adecuados.

En esta investigación, la Defensora del Pueblo también revisó las reclamaciones tramitadas a través del mecanismo de reclamaciones y encontró varias posibles deficiencias que podrían dificultar que las personas denunciasen presuntas violaciones de los derechos fundamentales y buscasen reparación. La investigación de la Defensora del Pueblo detectó asimismo retrasos por parte de Frontex en el cumplimiento de sus nuevas obligaciones relativas al mecanismo de reclamaciones y al agente de derechos fundamentales.

Sobre la base de la investigación, la Defensora del Pueblo formula una serie de sugerencias de mejora para Frontex, con vistas a mejorar la accesibilidad del mecanismo de reclamaciones para las posibles víctimas de violaciones de los derechos fundamentales y a reforzar la rendición de cuentas de las operaciones de Frontex y de todas las partes implicadas en ellas. Entre ellas figuran sugerencias sobre cómo facilitar a las posibles víctimas de violaciones de los derechos fundamentales el conocimiento de las posibilidades de reparación y la notificación de incidentes, así como sugerencias para mejorar la tramitación y el seguimiento de las reclamaciones.