You have a complaint against an EU institution or body?

Available languages:
  • ESEspañol

Decisión del Defensor del Pueblo Europeo sobre la reclamación 1385/2000/IP contra el Tribunal de Justicia de las Comunidades


Estrasburgo, 5 de septiembre del 2001

Estimado Sr. G.,

El 3 de noviembre de 2000, Ud. presenta una reclamación ante el Defensor del Pueblo Europeo relativa a la tramitación, por parte del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, de su solicitud de acceso al concurso-oposición CJ/LA/3 organizado por esa misma institución.

El 7 de diciembre de 2000 remito su reclamación al Presidente del Tribunal de Justicia. Debido a algunos problemas de transmisión, parece ser que faltaba parte del texto de la reclamación. Los servicios del Defensor del Pueblo se ponen en contacto con Ud. el 16 de enero de 2001 y el 1 de febrero de 2001. El 23 de febrero de 2001, Ud. envía por fax el texto completo de su reclamación. El 2 de marzo de 2001 se le remite una copia del mismo al Tribunal de Justicia. Paralelamente, la institución solicita, con fecha de 19 de febrero de 2001, una ampliación del plazo para enviar su opinión al Defensor del Pueblo que, originalmente, finalizaba a finales de marzo de 2001. El Defensor del Pueblo accede a esta petición y se establece un nuevo plazo que concluye el 31 de mayo de 2001. El Tribunal de Justicia envía su opinión el 28 de mayo de 2001, que yo le remito a Ud. junto con una invitación para que realice las observaciones que considere oportunas. Aparentemente no hemos recibido ninguna observación por su parte.

El objeto de la presente es ahora informarle de las investigaciones que se han llevado a cabo.


LA RECLAMACIÓN

El demandante había solicitado participar en el concurso-oposición CJ/LA/3 organizado por el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (en adelante TJCE) para establecer una lista de reserva para la contratación de juristas lingüistas de lengua materna española.

El 23 de octubre de 2000, el demandante se pone en contacto con el servicio del TJCE responsable de los concursos-oposición para informarse de la fecha de las pruebas escritas. Se le comunica que las pruebas habían tenido lugar los días 20 y 21 de octubre de 2000.

Según el funcionario responsable, el día 21 de septiembre de 2000 se le había enviado una carta al demandante en la que se le invitaba a participar en las pruebas.

El demandante reclama de no haber recibido dicha carta y pregunta si puede presentar un recurso y si existe alguna la posibilidad de que se repitan las pruebas. Se le comunica que las pruebas ya han tenido lugar y que, en vista de las circunstancias, no era posible hacer nada al respecto.

Por este motivo, el demandante presenta una reclamación ante el Defensor del Pueblo, en la que alega que no recibió ninguna carta de notificación del TJCE relativa a su admisión a las pruebas escritas, y que este tipo de cartas deberían enviarse por correo certificado.

LA INVESTIGACIÓN

El informe del Tribunal de Justicia

En su informe, el TJCE hace referencia a la convocatoria del concurso, en la que se indica que a los candidatos admitidos a las pruebas escritas se les enviaría una carta de notificación.

El TJCE señala que ni en su Estatuto ni en ninguna otra disposición se especifica la forma en que ha de realizarse una notificación de este tipo. Siguiendo la práctica habitual de otras instituciones, el Departamento de Personal del TJCE envía este tipo de cartas por correo ordinario.

En el pasado, las cartas relativas a los concursos se enviaban por correo certificado. Posteriormente, sin embargo, se decidió abandonar esta práctica por varias razones.

En primer lugar se descubrió que, en algunos países, los servicios de correos almacenaban durante largos períodos las cartas enviadas por correo certificado que no habían podido entregarse en mano a los destinatarios. Esta circunstancia, sin embargo, no le era notificada de inmediato a las instituciones, razón por la que a los servicios de éstas les resultaba imposible contactar con los citados candidatos, cuyas cartas eran devueltas al cabo del tiempo por otra vía.

En segundo lugar, el hecho de enviar las invitaciones para asistir a las pruebas por correo certificado supondría un trabajo y unos gastos adicionales para la administración, debido al elevado número de candidatos que, por lo general, se presentan a estos concursos.

Aparentemente, el envío de las invitaciones para asistir a las pruebas por correo ordinario era la solución que establecía el equilibrio ideal entre los intereses de los candidatos y los de las instituciones.

Asimismo el TJCE subraya, que en la convocatoria del concurso para el cual el demandante había presentado su solicitud de acceso, se indicaba el calendario provisional del procedimiento de selección. Esta información se incluye con el objeto de permitir a los candidatos seguir la evolución del procedimiento y, en caso de que lo consideren necesario, plantear preguntas al Departamento de Personal de la institución.

Las observaciones del demandante

La opinión del TJCE le fue remitida al demandante para que realizara las oportunas observaciones. Aparenteme nte, el Defensor del Pueblo no ha recibido observación alguna.

LA DECISIÓN

1 Cartas de notificación enviadas a los candidatos

1.1 El demandante, que presentó su una solicitud para participar en el concurso-oposición CJ/LA/3 organizado por el TJCE, alega que no recibió ninguna carta de notificación del YJCE relativa a su admisión a las pruebas escritas, y que este tipo de cartas deberían enviarse por correo certificado.

1.2 El TJCE señala, que ni en su Estatuto ni en ninguna otra disposición se especifica la forma en que ha de realizarse una notificación de este tipo. Asimismo, la institución destaca que aunque en el pasado, las cartas relativas a los concursos se enviaban por correo certificado, posteriormente se decidió abandonar esta práctica. El hecho de enviar las invitaciones para asistir a las pruebas por correo certificado supondría un trabajo y unos gastos adicionales para la administración, debido al elevado número de candidatos que, por lo general, se presentan a estos concursos. Los candidatos tienen además, en todo momento, la posibilidad de informarse sobre la evolución de un concurso, cuando transcurre cierto tiempo sin que hayan recibido noticias de la junta de selección, contactando con los servicios responsables del concurso de la respectiva institución.

1.3 El Defensor del Pueblo considera razonable la explicación ofrecida por el TJCE sobre la elección del método empleado para comunicarse con los candidatos. Basándose en lo anteriormente expuesto, no parece haberse producido aquí ningún caso de mala administración por parte del TJCE.

2 Conclusión

Basándose en las investigaciones realizadas por el Defensor del Pueblo en relación con este caso, no parece haberse producido ninguna mala administración por parte del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas. El Defensor del Pueblo da el caso por cerrado.

Esta decisión también se le comunicará al Presidente del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.

Le saluda atentamente,

 

Jacob SÖDERMAN