• Presentar una reclamación
  • Solicitar información
¿Preguntas sobre Europa?Tu Europa - El portal de los servicios públicos europeos y nacionales en líneaTratado de Lisboa

Síntesis del Defensor del Pueblo - El Defensor del Pueblo Europeo y los derechos de los ciudadanos

Idiomas disponibles:  bg.es.cs.da.de.et.el.en.fr.it.lv.lt.hu.mt.nl.pl.pt.ro.sk.sl.fi.sv

Eurobarómetro especial
Elaborado por TNS Opinion & Social a petición del Parlamento Europeo y del Defensor del Pueblo Europeo
Cobertura: UE 27 (26 836 ciudadanos europeos)
Metodología: entrevista personal
Fechas del trabajo de campo: febrero-marzo de 2011
7 de Julio de 2011

Introducción

El Defensor del Pueblo Europeo investiga las reclamaciones presentadas por ciudadanos, empresas, ONG, asociaciones y otras organizaciones de la UE por mala administración de instituciones, organismos, oficinas y agencias de la Unión Europea. El concepto de mala administración comprende todo tipo de comportamientos administrativos inadecuados, desde la demora en el pago de los proyectos de la UE hasta la negativa injustificada a facilitar información o documentos.

El Defensor del Pueblo es considerado con frecuencia como un enlace entre los ciudadanos europeos y la administración de la Unión Europea. Una de sus principales prioridades es ayudar a la administración de la Unión a ser mas transparente, eficaz y a estar más cerca del ciudadano. Además, el Defensor del Pueblo desea informar a los ciudadanos europeos acerca de los nuevos derechos que les confiere el Tratado de Lisboa y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión.

La Carta de los Derechos Fundamentales y el Tratado de Lisboa, que da fuerza legal a la Carta, refuerzan la posición de los ciudadanos europeos frente a la administración de la Unión. Contemplan una mayor participación de los ciudadanos en la toma de decisiones de la UE e introducen el derecho a la buena administración, que es uno de los principales ámbitos en los que actúa el Defensor del Pueblo Europeo.

El presente Eurobarómetro[1] tiene por objeto valorar hasta qué punto los ciudadanos europeos se sienten informados sobre la Carta de los Derechos Fundamentales y qué importancia le dan a los derechos de los ciudadanos europeos. Este análisis es fundamental para el trabajo del Defensor del Pueblo. Solo los ciudadanos que conocen sus derechos y que saben dónde acudir si tienen problemas pueden ejercer estos derechos de manera efectiva.

Además, conocer la opinión de los europeos sobre el funcionamiento de la administración de la UE será útil para determinar en qué ámbitos hay margen para mejorar.

Al Defensor del Pueblo no sólo acuden los ciudadanos europeos, sino también ONG, empresas, asociaciones y otras organizaciones; en resumen, cualquier persona física o jurídica europea que pueda tener problemas con la administración de la Unión. Su objetivo es utilizar los resultados de esta encuesta para mejorar su propio funcionamiento y sus actividades de comunicación, con el fin de prestar mejor servicio a todos estos usuarios. Además trasladará estos resultados a la Red Europea de Defensores del Pueblo y solicitará el apoyo de sus colegas nacionales y regionales para informar a los ciudadanos de sus derechos.

El Defensor del Pueblo quiere dar las gracias al Parlamento Europeo por haber encargado esta encuesta y a TNS Opinion & Social por haberla llevado a cabo. El estudio completo, que incluye una gran variedad de datos sociodemográficos y otras estadísticas, está disponible en la siguiente página web del Defensor del Pueblo:
http://www.ombudsman.europa.eu/press/statistics.faces

Algunos de los textos y gráficos utilizados en esta síntesis se han extraído del informe completo elaborado por TNS Opinion & Social.

Principales conclusiones

● El setenta y dos por ciento (72 %) de los encuestados dice no considerarse informado sobre la Carta de los Derechos Fundamentales. Es evidente que el Defensor del Pueblo, el resto de instituciones de la Unión y la Red Europea de Defensores del Pueblo tienen mucho que hacer a la hora de informar mejor a los ciudadanos sobre la Carta.

● Casi la mitad de los encuestados consideran que el derecho ciudadano más importante es el derecho a desplazarse y residir libremente en la UE en la UE. En segunda posición se sitúa el derecho a una buena administración y el derecho a presentar reclamaciones ante el Defensor del Pueblo queda en tercer lugar. Este dato es muy alentador para el Defensor del Pueblo dado el esfuerzo que dedica a aumentar su visibilidad ante los ciudadanos para ayudarles a hacer uso de su derecho a la buena administración.

El nivel de satisfacción con la administración de la UE es bajo en términos de efectividad, cultura de servicio y transparencia. Resulta especialmente preocupante que se considere que sea en la transparencia donde funciona peor la UE (el 42 % dice no estar satisfecho con el grado de transparencia de la administración de la Unión). Dado que una tercera parte de las consultas del Defensor del Pueblo se refieren a la falta de transparencia, este dato refuerza su determinación de ayudar a las instituciones europeas a ser más abiertas, eficaces y cercanas al ciudadano.

● La mayoría de los encuestados (52 %) cree que la función más importante del Defensor del Pueblo es garantizar que los ciudadanos de la UE conozcan sus derechos y sepan hacer uso de ellos. El 34 % de los encuestados cree que es importante que el Defensor del Pueblo Europeo colabore con los defensores del pueblo de los distintos Estados miembros, mientras que sólo el 27 % considera importante sus esfuerzos por obtener compensación para los demandantes en casos de mala administración. Estos resultados subrayan la importancia de la estrategia de comunicación del Defensor del Pueblo enfocada a los ciudadanos europeos y la necesidad de estrechar la colaboración en el marco de la Red Europea de Defensores del Pueblo. Sin embargo, el Defensor del Pueblo Europeo también debe mejorar su estrategia de información en lo que respecta a su misión principal de tramitar reclamaciones, especialmente hacia demandantes potenciales como empresas, ONG, asociaciones, organizaciones, etcétera.

Aproximadamente la mitad de los encuestados desea más información sobre las actividades del Defensor del Pueblo. Este resultado subraya la importancia del esfuerzo que realiza el Defensor del Pueblo para informar al público en general sobre los servicios que presta. También pone de relieve la necesidad de proporcionar información específica a aquellos ciudadanos, empresas y otras partes interesadas que puedan necesitar los servicios del Defensor del Pueblo en algún momento.

1. La Carta de los Derechos Fundamentales y los derechos de los ciudadanos

1.1. En qué medida los ciudadanos se consideran informados sobre la Carta

Una mayoría clara de ciudadanos europeos (72 %) no se considera informada sobre la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE. El 13 % de los encuestados responde espontáneamente que nunca ha oído hablar de ella. En cambio, solo el 14 % de los encuestados europeos afirma estar bien informados sobre el tema, con un 12 % «bastante bien informado» y solo un 2 % «muy bien informado».

QB1. Sobre la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, usted está:

Si observamos los resultados por Estado miembro, se constata que solo hay tres países —Luxemburgo (25 %), la República Checa (22 %) e Italia (21 %)— en los que más del 20 % de los encuestados se considera bien informado. Solo el 6 % de los letones y el 8 % de los franceses, lituanos y rumanos se considera bien informado. Al menos el 70 % de los encuestados en 18 Estados miembros dice no estar informado, observándose porcentajes particularmente elevados en España (88 %) y Finlandia (85 %). Mientras que solo el 49 % de los encuestados portugueses no se consideran informados, un elevado porcentaje (39 %) afirma espontáneamente no haber oído nunca hablar de la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, al igual que el 28 % de los irlandeses y el 27 % de los griegos.

1.2. Los derechos de los ciudadanos europeos

El derecho a desplazarse y residir libremente dentro de la UE es el considerado más importante por una mayoría de encuestados (48 %), seguido por el derecho a una buena administración por parte de las instituciones europeas (33 %) y por el derecho a reclamar al Defensor del Pueblo Europeo (32 %). El 21 % de los encuestados considera que el derecho a votar en las elecciones europeas es uno de sus principales derechos, y el mismo porcentaje menciona el derecho de acceso a los documentos de las instituciones de la UE. El 20 % de los encuestados considera que el derecho a efectuar peticiones al Parlamento Europeo está entre sus derechos más importantes, mientras que el 19 % se refiere al derecho a proponer legislación a través de una iniciativa ciudadana.

QB5. De los siguientes derechos de los ciudadanos europeos, ¿cuáles son los que más le importan a usted personalmente?

El derecho a desplazarse y residir libremente en la UE se considera el más importante en 21 Estados miembros, mientras que el derecho a una buena administración por parte de las instituciones europeas es el más importante en otros tres países (Grecia, España e Italia), mientras que en los tres restantes (la República Checa, Malta y Portugal) lo es el derecho a reclamar al Defensor del Pueblo Europeo.

El derecho a desplazarse y residir libremente en la UE se considera particularmente importante en Finlandia (74 %) y Suecia (73 %), mientras que los encuestados de Italia (28 %) y España (31 %) lo consideran menos prioritario. El derecho a reclamar al Defensor del Pueblo Europeo es el más valorado en Grecia (46 %) y Eslovenia (44 %), pero solo el 16 % de los lituanos y el 21 % de los letones lo consideran importante. El 32 % de los daneses y de los suecos creen que el derecho a acceder a los documentos de las instituciones europeas es importante, mientras que solo el 13 % de los españoles y los lituanos lo consideran así.

2. Funcionamiento de la administración de la Unión Europea

La impresión del público es que los niveles de efectividad, cultura de servicio y transparencia (los tres criterios analizados) de la administración de la UE son bajos. En los tres aspectos son mayoría los encuestados que afirman que el funcionamiento es «no satisfactorio», frente a quienes afirman que es «moderadamente satisfactorio» o «satisfactorio».

QB2. En base a lo que sabe y en una escala del 1 al 10, ¿cómo juzgaría la actuación de la administración de la unión Europea en cada una de las siguientes áreas?


En la cuestión de la efectividad de la administración, el porcentaje de encuestados que creen que no es satisfactoria (35 %)  es superior al porcentaje que muestra un nivel de satisfacción alto o moderado. Tres de cada diez encuestados opina que el funcionamiento de la UE es moderadamente satisfactorio (31 %), mientras que solo el 10 % lo considera satisfactorio.

En lo que respecta a la cultura de servicio de la administración de la UE, un 33 % de los encuestados europeos piensa que la UE resulta insatisfactoria, porcentaje que supera, por tanto, al de los que la encuentran moderadamente satisfactoria (30 %) o satisfactoria (10 %).

En general, se piensa que la UE funciona peor en cuanto a transparencia que en cuanto a efectividad y cultura de servicio. El 42 % de los encuestados no está satisfecho con la transparencia de la UE, mientras que el 25 % afirma estar moderadamente satisfecho y sólo el 9 % se declara satisfecho.

El análisis de los datos por país revela una tendencia clara respecto a cuáles son los países que tienen una impresión más favorable del funcionamiento de la administración europea. Los encuestados de Malta y Eslovaquia son los que tienen una impresión más positiva de la UE en los tres criterios de rendimiento, y también en Bulgaria y Rumanía se observa un nivel de aprobación sistemáticamente mayor. En el otro extremo se sitúan los encuestados de Alemania y del Reino Unido, que tienen sistemáticamente una impresión negativa del funcionamiento de la administración de la Unión.

3. El Defensor del Pueblo Europeo

3.1. Responsabilidades del Defensor del Pueblo

En la pregunta sobre las funciones clave del Defensor del Pueblo, el 52 % de los encuestados citan el garantizar que los ciudadanos de la UE conozcan sus derechos y sepan cómo hacer uso de ellos como la responsabilidad más importante del Defensor. El 34 % de los encuestados creen que es importante que el Defensor del Pueblo Europeo trabaje con los defensores del pueblo de los distintos Estados miembros para asegurarse de que las reclamaciones de los ciudadanos relativas a la UE se resuelvan de forma efectiva, mientras que el 30 % opina que la labor del Defensor del Pueblo consiste en promover el derecho de los ciudadanos europeos a una buena administración por parte de las instituciones de la Unión. El 27 % de los encuestados consideran importante buscar compensación para los demandantes en casos de mala administración, y el 22 % creen que el Defensor del Pueblo debería tener como prioridad promover el derecho de los ciudadanos europeos a acceder los documentos de la UE. El 19 % de los ciudadanos dicen desear que el Defensor del Pueblo se centre en reforzar la cultura de servicio en la Unión Europea.

QB3. En su opinión, ¿cuales de las siguientes responsabilidades del Defensor del Pueblo Europeo son las más importantes?

La respuesta más frecuente en todos los Estados miembros es «garantizar que los ciudadanos de la UE conozcan sus derechos y sepan cómo hacer uso de ellos», excepto en los Países Bajos, donde la respuesta más común es «trabajar con los defensores del pueblo de los Estados miembros para garantizar que las reclamaciones de los ciudadanos relativas a la UE se resuelvan de forma efectiva», y en Irlanda, donde se considera que «promover el derecho de los ciudadanos de la UE a una buena administración por parte de las instituciones de la UE» es igual de importante que «garantizar que los ciudadanos de la UE conozcan sus derechos».

«Garantizar que los ciudadanos de la UE conozcan sus derechos y sepan cómo hacer uso de ellos» se considera una responsabilidad particularmente importante en Dinamarca y Suecia, donde el 69 % de los encuestados opta por esta respuesta, mientras que no se considera tan esencial en Rumanía (38 %), Irlanda (43 %) y Portugal (43 %).

De nuevo, en Dinamarca (61 %), Suecia (59 %) y los Países Bajos (53 %) se cree que «trabajar con los defensores del pueblo de los Estados miembros para garantizar que las reclamaciones de los ciudadanos relativas a la UE se resuelvan de forma efectiva» es una función esencial del Defensor del Pueblo, mientras que relativamente pocos encuestados de Rumanía (16 %) y Lituania (22 %) le conceden este grado de importancia.

Los encuestados de Chipre (49 %), Suecia (43 %) e Irlanda (43 %, respuesta más frecuente, al igual que «garantizar que los ciudadanos de la UE conozcan sus derechos y sepan cómo hacer uso de ellos») consideran que «promover el derecho de los ciudadanos de la UE a una buena administración por parte de las instituciones de la UE» es una de las responsabilidades más importantes del Defensor del Pueblo, pero solo el 18 % de los encuestados en Polonia y el 20 % e los de Lituania coincide con esta opinión.

El 52 % de los finlandeses y el 48 % de los chipriotas consideran muy importante «buscar compensación para las demandantes en casos de mala administración». Por el contrario, solo el 12 % de los estonios y el 16 % de los suecos opinan que este ámbito es prioritario. Los suecos (38 %) y los daneses (36 %) consideran que «promover el derecho de los ciudadanos europeos a acceder a los documentos de la UE» es una responsabilidad fundamental, mientras que solo el 13 % de los lituanos y el 14 % de los checos, letones y polacos lo ven de esta forma. Según el 36 % de los austriacos y el 31 % de los griegos, «centrarse en reforzar la cultura de servicio de la UE» es una prioridad máxima, pero no lo consideran así en Letonia (11 %), Luxemburgo (13 %) o el Reino Unido (13 %). Un porcentaje relativamente elevado de rumanos (26 %), estonios (22 %) y lituanos (22 %) afirman no saber cuáles deberían ser las responsabilidades más importantes del Defensor del Pueblo.

3.2. Interés del público en conocer el papel del Defensor del Pueblo

Los ciudadanos de la UE se muestran divididos ante la pregunta sobre su interés en conocer mejor las responsabilidades del Defensor del Pueblo Europeo, puesto que aproximadamente la mitad afirma estar interesada (49 %) y la otra mitad dice no estarlo (48 %). Solo el 10 % afirma estar «muy interesado», mientras que el 39 % dicen estar «algo interesado». En cambio, el 29 % se define como «no muy interesado» y el 19 % dice que «no está interesado en absoluto».

QB4. ¿Qué interés tiene en ser informado/a sobre las responsabilidades del Defensor del Pueblo Europeo? ¿Diría que está...?

A nivel nacional, la cifra de encuestados que dice estar interesado en saber más sobre el papel del Defensor del Pueblo sólo llega a la mitad en 11 Estados miembros. Los niveles de interés son mayores en Chipre (donde el 74 % de las personas están interesadas), en Luxemburgo (64 %) y en Malta (62 %). En cambio, solo el 21 % de los eslovacos, el 30 % de los letones y el 32 % de los daneses declaran tener algún grado de interés en el tema. El porcentaje de encuestados que afirman no estar interesados en lo que hace el Defensor del Pueblo es mayor en Eslovaquia (78 %), Letonia (68 %) y Dinamarca (67 %). «Muy interesado» es la respuesta más frecuente en un solo Estado miembro (Chipre: 40 %), mientras que «no muy interesado» lo es en ocho países: Dinamarca (49 %), Letonia (47 %), Finlandia (45 %), la República Checa (43 %), Eslovaquia (40 %), Hungría (36 %), Polonia (36 %) y Bulgaria (32 %).

Conclusión

Resulta preocupante el desconocimiento de la Carta de los Derechos Fundamentales que muestran los encuestados. Al mismo tiempo, la mayoría de los encuestados creen que la función más importante del Defensor del Pueblo es garantizar que los ciudadanos de la UE conozcan sus derechos y sepan hacer uso de ellos. Estos resultados demuestran con claridad que el Defensor del Pueblo Europeo, el resto de instituciones de la Unión y la Red Europea de Defensores del Pueblo tienen que informar mejor a los ciudadanos sobre la Carta y sus derechos.

Para el Defensor del Pueblo es muy alentador comprobar que uno de cada tres encuestados cree que el derecho a una buena administración es uno de sus derechos más importantes como ciudadanos. Casi el mismo número de encuestados otorga una gran importancia al derecho a presentar reclamaciones al Defensor del Pueblo. Estos datos resaltan la importancia del trabajo que lleva a cabo el Defensor del Pueblo y refuerzan su papel como enlace crucial entre los ciudadanos europeos y la administración de la Unión.

En cuanto a los resultados del estudio sobre el funcionamiento de la administración de la UE, resulta especialmente preocupante que el 42 % de los encuestados afirme no sentirse satisfecho con el grado de transparencia de las instituciones europeas. También se observa un bajo nivel de satisfacción con la efectividad y la cultura de servicio de las instituciones. Una de las principales prioridades del Defensor del Pueblo es ayudar a la administración de la Unión a ofrecer mayor transparencia y eficacia y un mejor trato al ciudadano. Es evidente que el Defensor del Pueblo debe intensificar su trabajo con las instituciones para aumentar la confianza de los ciudadanos en la administración de la Unión. El Defensor del Pueblo está en una posición inmejorable para detectar las deficiencias de la administración y colaborar con las instituciones para corregirlas.

Sin embargo, la percepción del funcionamiento de las instituciones europeas varía mucho según el país, lo que indica que la sensación subjetiva de ineficiencia no se corresponde necesariamente con el funcionamiento objetivo de la administración de la Unión. Esta afirmación también se apoya en el hecho de que cuanto mejor informados están los encuestados sobre la Carta de los Derechos Fundamentales —y por tanto sobre la UE—, mejor valoran el funcionamiento de la administración europea. Por tanto, es aconsejable educar al público, no solo para concienciar a los ciudadanos acerca de sus derechos, sino también para mejorar su impresión sobre las instituciones de la Unión. El desconocimiento del público es un problema tan serio para la reputación de la UE como las propias deficiencias de las instituciones europeas.

A la pregunta sobre la función del Defensor del Pueblo, la mayoría de los encuestados responden que su función más importante es informar a los ciudadanos sobre sus derechos, seguida de la colaboración con los defensores del pueblo de los distintos Estados miembros. Solo el 27 % de los encuestados creen que la misión fundamental del Defensor del Pueblo es obtener compensación para los demandantes en casos de mala administración. Es evidente que estos resultados provienen del hecho de que lo primero que quieren los ciudadanos es conocer sus derechos, antes de comenzar a pensar en protegerlos.

Estos resultados subrayan la importancia de la estrategia de comunicación del Defensor del Pueblo con respecto a los ciudadanos europeos y la necesidad de estrechar la colaboración en el marco de la Red Europea de Defensores del Pueblo. Sin embargo, el Defensor del Pueblo Europeo también debe mejorar su estrategia de información en lo que respecta a su misión principal de tramitar reclamaciones, especialmente para demandantes potenciales como empresas, ONG, asociaciones, organizaciones, etcétera.

Aproximadamente la mitad de los encuestados desea más información sobre las actividades del Defensor del Pueblo. Este dato resulta muy alentador y resalta la importancia del esfuerzo que hace el Defensor del Pueblo para informar al público en general sobre los servicios que presta. También acentúa la necesidad de proporcionar información específica para esos ciudadanos, empresas y otras partes interesadas que puedan necesitar los servicios del Defensor del Pueblo en algún momento. Tanto para informar al público en general como para proporcionar información específica a los demandantes potenciales, el Defensor del Pueblo necesita la ayuda de la Red Europea de Defensores del Pueblo.

Esta encuesta demuestra que todavía hay mucho trabajo que hacer en el proyecto de crear un vínculo entre los ciudadanos y la Unión Europea. El Defensor del Pueblo está resuelto a utilizar estos datos para mejorar, tanto en sus propias actividades de comunicación, como en su esfuerzo para contribuir a  la mejoría del funcionamiento de la administración europea. Además, transferirá estos resultados a la Red Europea de Defensores del Pueblo con el fin de difundir la información sobre los derechos de los ciudadanos a los niveles nacionales y regionales de la UE. El Defensor del Pueblo reitera su agradecimiento al Parlamento Europeo y a la empresa TNS Opinion & Social por su trabajo en la realización de esta encuesta y está convencido de que el seguimiento periódico de las opiniones de los ciudadanos sobre estos asuntos es crucial para mejorar el funcionamiento de todas las instituciones de la Unión Europea.



[1] Estudio de Eurobarómetro realizado en los 27 Estados miembros de la UE. 26 836 entrevistas personales a ciudadanos europeos mayores de 15 años realizadas por la red TNS Opinion & Social entre el 9 de febrero y el 8 de marzo de 2011. La metodología utilizada es la que se emplea en las encuestas llevadas a cabo por la Dirección General de Comunicación del Parlamento Europeo (Unidad de «investigación y análisis político»).